Cómo limpiar el filtro de desagüe (drenaje) de una lavadora

Las lavadoras son uno de los electrodomésticos más utilizados en nuestros hogares, y como todo electrodoméstico, requiere de un mantenimiento adecuado para prolongar su vida útil. Una parte importante de ese mantenimiento es la limpieza del filtro de desagüe de la lavadora, ya que si no se limpia regularmente, puede causar problemas en el funcionamiento de la lavadora. En este artículo te explicaremos cómo limpiar el filtro de desagüe de una lavadora.

Importancia del filtro de desagüe

Antes de explicar cómo limpiar el filtro de desagüe, es importante comprender la importancia de este componente. El filtro de desagüe ayuda a retener objetos que el usuario puede haber olvidado retirar de la ropa antes de ponerla en la lavadora. Estos objetos pueden dañar el tambor y otros componentes de la lavadora si no se eliminan antes del ciclo de lavado. Por lo tanto, el filtro de desagüe es un componente crítico que debe ser limpiado regularmente para asegurar el correcto funcionamiento de la lavadora.

Ubicación del filtro de desagüe

La ubicación del filtro de desagüe varía según el modelo de la lavadora. En los modelos de carga superior, el filtro de desagüe se encuentra en la parte trasera de la lavadora. En los modelos de carga frontal, el filtro de desagüe se encuentra en la parte inferior de la tapa frontal.

Cómo limpiar el filtro de desagüe

Para limpiar el filtro de desagüe de una lavadora, sigue estos pasos:

1. Cerrar el suministro de agua y desconectar la lavadora de la electricidad

Por seguridad, lo primero que debes hacer es cerrar el suministro de agua y desconectar la lavadora de la electricidad. Es posible que tengas que levantar el equipo o moverlo de su lugar, así que asegúrate de no llenar el piso con agua para no recibir una descarga eléctrica mientras trabajas.

2. Abrir la escotilla y quitar la tapa

La escotilla de la lavadora generalmente se fija con un pestillo y la tapa se sujeta firmemente. Para abrirla, utiliza un destornillador de pala o un cuchillo de mesa de punta redonda para levantar la tapa. En algunos modelos, la tapa se abre fácilmente con la mano.

El bisel se sujeta con ganchos y se puede quitar de dos maneras: moviéndolo hacia ti o desplazándolo hacia un lado, generalmente de derecha a izquierda.

3. Escurrir el agua restante de la lavadora

Coloca un trapo debajo de la lavadora o levanta el cuerpo y sustitúyelo por un recipiente plano para evitar que el agua restante en la lavadora se derrame en el piso. Usa la manguera de emergencia para drenar casi por completo el agua restante del tanque. Luego, gira suavemente el tapón del filtro de drenaje 45-60 grados en sentido contrario a las agujas del reloj para drenar completamente el agua restante en un recipiente o en un trapo.

4. Desenroscar y extraer el filtro

Una vez que hayas drenado todo el agua restante, desenrosca completamente y extrae el filtro de la lavadora.

5. Limpiar y enjuagar el filtro

Elimina los desechos grandes, como lana, hilos y objetos extraños, y luego utiliza una esponja de lavaplatos para limpiar la superficie de la placa del filtro. Enjuaga bien el filtro con agua tibia corriente y asegúrate de revisar el orificio en la máquina y limpiarlo de los residuos restantes.

No es recomendable lavar con agua muy caliente, ya que el plástico puede deformarse y la goma de sellado puede perder elasticidad.

6. Revisar la bomba de drenaje

Es importante revisar dentro de la bomba de desagüe para asegurarte de que no haya suciedad. Enciende una linterna en el agujero y retira los desechos que se hayan deslizado dentro de la bomba. Para verificar, gira el impulsor y asegúrate de que nada impida su rotación.

7. Colocar el filtro en su lugar

Coloca el filtro en su lugar de manera uniforme, sin distorsiones y con fuerza, pero con cuidado. Enrosca el tapón del filtro en el sentido de las agujas del reloj y, si lo hubiera, atornilla el perno de fijación.

8. Encender la máquina y verificar si hay fugas

Enciende Una vez que hayamos colocado el filtro de drenaje de vuelta en su lugar, es hora de encender la máquina. Deberíamos verificar si hay alguna fuga de agua alrededor del filtro. Para hacerlo, podemos realizar un ciclo de lavado de prueba y observar si hay alguna gota o chorro de agua debajo de la tapa del filtro.

Si todo está seco, podemos cerrar la escotilla o colocar la tapa en su lugar. Es importante verificar que no haya fugas, ya que esto podría indicar un problema más grave con la lavadora.

9. Vuelve a conectar la lavadora a la corriente y al suministro de agua.

Una vez que has asegurado que no hay fugas, puedes volver a conectar la lavadora a la corriente eléctrica y al suministro de agua. Asegúrate de que estén completamente conectados y que no haya fugas en los tubos de agua.

10. Realiza una prueba de lavado.

Antes de comenzar a lavar la ropa, es recomendable realizar una prueba de lavado para asegurarse de que la lavadora esté funcionando correctamente. Selecciona un programa de lavado corto y observa el ciclo de lavado para asegurarte de que todo esté funcionando correctamente.

Consejos adicionales

Además de los pasos anteriores, hay algunos consejos adicionales que puedes seguir para mantener la lavadora en buen estado:

  • Limpia la lavadora regularmente, especialmente si utilizas suavizante de telas. El suavizante de telas puede acumularse en el tambor de la lavadora y en otros componentes, lo que puede afectar su rendimiento.
  • Utiliza la cantidad adecuada de detergente y suavizante de telas. Demasiado detergente o suavizante de telas puede causar problemas en el funcionamiento de la lavadora.
  • No sobrecargues la lavadora. Demasiada ropa en la lavadora puede causar problemas en el funcionamientode la lavadora y puede acortar su vida útil.
  • Asegúrate de que los bolsillos de la ropa estén vacíos antes de poner la ropa en la lavadora. Los objetos pequeños pueden quedar atrapados en la lavadora y causar daños.
  • Si notas algún problema en el funcionamiento de la lavadora, como ruidos extraños o fugas de agua, detén la lavadora y verifica el filtro de desagüe. Es posible que el filtro de desagüe esté obstruido y necesite ser limpiado.

En resumen, la limpieza regular del filtro de desagüe es esencial para mantener la lavadora funcionando correctamente y prolongar su vida útil. Siguiendo los pasos descritos en este artículo y siguiendo algunos consejos adicionales, podrás mantener tu lavadora en buen estado y evitar problemas en su funcionamiento.

La Evolución de los Electrodomésticos de Limpieza: Desde Escobas hasta Robots

La limpieza del hogar es una tarea que ha evolucionado a lo largo de los años, desde el uso de ramas y hierbas para barrer el suelo hasta la invención ...

Cómo evitar el riesgo de intoxicación al usar electrodomésticos

En casa, los electrodomésticos son herramientas esenciales para las tareas cotidianas. Sin embargo, su uso inadecuado puede generar riesgos para la salud, como intoxicaciones por productos de limpieza o sustancias ...

Consejos para el uso seguro de aspiradoras

Las aspiradoras son herramientas esenciales para mantener el hogar limpio y libre de polvo y suciedad. Sin embargo, el uso inadecuado de las aspiradoras puede causar accidentes y lesiones, así ...

Cómo ahorrar energía mientras limpias tu hogar

Limpiar tu hogar es una tarea que requiere tiempo y esfuerzo, pero también puede ser una oportunidad para ahorrar energía y contribuir a la sostenibilidad del planeta. En este artículo, ...

¿Cómo evitar cortocircuitos al usar electrodomésticos?

Los cortocircuitos son uno de los accidentes eléctricos más comunes en hogares y empresas. Estos pueden ser causados por una variedad de factores, como el mal uso de los sistemas ...

La evolución de los lavavajillas: de la mano al lavavajillas inteligente

Desde su invención a finales del siglo XIX, la lavavajillas ha evolucionado significativamente. En este artículo, exploraremos la historia de la lavavajillas, ofreceremos consejos para su uso y hablaremos sobre ...

Deja un comentario